Trastorno por atracón: el trastorno de conducta alimentaria más común