Siete de cada diez niños que sufre acoso desarrolla un trastorno mental