Seis de cada diez personas en duelo tienen alucinaciones con el ser querido fallecido