Las madres adolescentes son más propensas a sufrir problemas de salud mental