La actividad física previene la aparición de trastornos mentales