Estamos expuestos a padecer un trastorno mental a lo largo de la vida