Foehn, el viento que puede provocar trastornos psicóticos