Dormir el mayor tiempo posible tras una experiencia angustiosa preveniene el estrés postraumático