Descubren inflamación cerebral en personas con trastorno obsesivo compulsivo