Desarrollan un software para detectar depresión o esquizofrenia por la voz