Sufrir trastorno bipolar siendo adolescente, factor de riesgo para sufrir adicciones de adulto