Una estudiante diseña una pulsera para medir el sueño y ayudar a las personas con trastorno bipolar