La olanzapina es un fármaco antipsicótico de segunda generación. Su nombre recuerda a otro fármaco, la clozapina, y de hecho su estructura farmacológica es similar, así como el perfil de efectos secundarios, sobre todo el aumento de peso. Las dosis de olanzapina suelen bascular entre los 2´5 y los 20 miligramos al día, y es efectiva para la esquizofrenia y otros trastornos que cursan síntomas psicóticos, como el trastorno bipolar o la depresión psicótica.