Investigadores del Kings College de Londres han identificado patrones cerebrales únicos y compartidos en pacientes que sufren TDAH y en pacientes que padecen trastorno bipolar, lo que podría ayudar a un mejor diagnóstico y a un tratamiento más eficaz en el futuro para ambas enfermedades. El estudio publicado en Psychological Medicine centra su investigación en estos trastornos psiquiátricos comunes en adultos que se asocian con insuficiencia en las funciones del paciente y un alto riesgo de experimentar resultados negativos en el progreso de su enfermedad. Debido a la superposición de ciertos síntomas, como la inestabilidad emocional, la inquietud y la facilidad para la distracción, en ocasiones se diagnostican erróneamente estos trastornos.

Los científicos registraron la actividad cerebral de 20 mujeres con TDAH, 20 mujeres con trastorno bipolar y 20 mujeres sin ningún tipo de enfermedad mental a través de una electroencefalografía, que mide los patrones de la actividad cerebral mediante electrodos no invasivos colocados en el cuero cabelludo. Estos patrones cerebrales fueron evaluados mientras los participantes realizaban una tarea cognitiva pensada para medir los niveles de atención y la capacidad de inhibir una respuesta incorrecta. Las mujeres del grupo de control mostraron un aumento esperado en la actividad cerebral cuando retuvieron (o inhibieron) sus respuestas, a diferencia de las mujeres con TDAH y trastorno bipolar que obtuvieron una menor respuesta cerebral. Esto sugiere que cuando las mujeres con TDAH y con trastorno bipolar necesitaban inhibir las respuestas incorrectas sobre las tareas, sus cerebros no estaban procesando la información de la misma manera que las mujeres sin enfermedad. Esta respuesta anormal del cerebro puede explicar los déficits de inhibición y la impulsividad que se encuentran en ambos trastornos.

Las mujeres con trastorno bipolar las que mostraron un deterioro mayor. En comparación con los grupos TDAH y control, mostraron una respuesta cerebral más débil en relación con la capacidad de controlar su propio desempeño y seleccionar las respuestas correctas. Los investigadores sugieren que, para las mujeres con trastorno bipolar, sus cerebros pueden funcionar con menos eficiencia a la hora de monitorear su propio desempeño en una tarea. “La asignación de un diagnóstico correcto para el TDAH y el trastorno bipolar es absolutamente crucial como el tratamiento ya que son dos condiciones mentales diferentes con tratamientos muy distintos -medicamentos estimulantes para el TDAH y estabilizadores para el trastorno bipolar-“, asegura Giorgia Michelini, una de las autoras del estudio.