Los pacientes con trastorno bipolar, más vulnerables al estrés por el coronavirus