Los hijos de pacientes con esquizofrenia o trastorno bipolar sufren más psicopatologías