La obesidad en los adolescentes con trastorno bipolar está vinculada a una mayor gravedad de la enfermedad