La cantante estadounidense Demi Lovato es la imagen de la campaña Be Vocal: Speak Up For Mental Health que se está llevando a cabo en América y que quiere dar voz a las personas con problemas de salud mental y eliminar el estigma de estas enfermedades. El proyecto fue impulsado por Lovato tras darse cuenta de que la sociedad aparta a las personas que padecen estas problemáticas. “Creo que las enfermedades mentales deben darse a conocer a la gente. Quiere que la gente sepa que pueden pedir ayuda y que no pasa nada por tener una enfermedad mental” ha asegurado.

La artista fue internada hace cinco años en un centro en el que se le diagnosticó trastorno bipolar. Desde entonces lejos de esconder su enfermedad ha tratado de dar pasos para que otras personas alcen la voz y de esta forma luchar contra los prejuicios con una parte importante de la sociedad aún tiene sobre los trastornos mentales. Con la ayuda de cinco organizaciones que también luchan contra la enfermedad mental ha realizado esta campaña en la que muestra cómo a pesar de tener ese trastorno se puede llevar una vida completamente normal al mismo tiempo de mejorar las opciones de tratamiento a todos los niveles.

Lovato también creó un programa de becas de tratamiento de enfermedades mentales en honor a su padre Patrick, que también sufrió de un trastorno, en su caso de esquizofrenia y que murió en 2013. A través del proyecto, Lovato está animando a la gente con enfermedad mental a que hable abiertamente de ello con su médico, y con sus familiares y amigos. “Cuanto más hable la gente de esto, más personas podrán buscar y recibir la ayuda que necesitan”. A través de Be Vocal no solo las personas con enfermedades mentales podrán expresar sus necesidades sino que sus familias y comunidades pedirán mejores recursos para satisfacerlas.