Las personas con más riesgo de desarrollar un trastorno bipolar son aquellas que tienen una mayor inspiración creativa. Es la conclusión a la que han llegado investigadores de las universidades de Lancaster (Reino Unido) y Yale (Estados Unidos).

Lo cierto es que desde años, entre los artistas siempre ha existido una mayor tendencia a padecer trastornos  maniáticos o depresivos. De ahí que no resulte extraña la relación entre la inspiración y ciertas patologías mentales.

En el estudio han participado 835 estudiantes que han completado un cuestionario online que calibraba el riesgo de desarrollar un trastorno bipolar ligado a los cambios de comportamiento y energía mediante la escala de personalidad hipomaníaca. Los alumnos cuyo riesgo era más elevado demostraron tener más imaginación.

En general, las personas con alto riesgo de trastorno bipolar declaran haber sufrido intensas experiencias creativas con asiduidad.  Y la gente que padece trastorno bipolar valora la creatividad como una cualidad positiva de su condición. Por lo tanto, algunos pacientes podrían mostrarse poco receptivos a iniciar una terapia que comprometiese su creatividad. Teniendo en cuenta esta evidencia se podrá trabajar en el desarrollo de nuevos tratamientos contra esta dolencia.

Fuente: Muyinteresante.es