El abuso infantil y la negligencia de los padres empeoran los síntomas en pacientes con trastorno bipolar