Detectan los dos genes que influyen en el trastorno bipolar