Como minimizar los efectos secundarios