Abren nuevas vías de investigación en trastorno bipolar