1. Son necesarios para el control de los síntomas
  2. No se deben ni cambiar ni suspender
  3. Solo funcionan si se toman regularmente y con la dosis prescrita
  4. No todos los fármacos son para todos
  5. No se deben suspender sin la indicación médica