Vinculan el síndrome de acumulación compulsiva con el TDAH