Un videojuego puede diagnosticar el TDAH en niños entre 7 y 14 años gracias a la tecnología ‘eye tracking’