Se agravan los síntomas de los trastornos de comportamiento en adolescentes españoles