Relacionan la diabetes de los padres con el posible TDAH de los hijos