Los niños atendidos por hiperactividad se duplican en Cataluña en siete años