Expertos alertan de que el TDHA en adultos es «invisible a los ojos del sistema», pese a que su prevalencia es del 3,4%