El juguete de moda fue pensado para calmar la ansiedad a niños con TDAH y autismo