Un nuevo estudio avanza en la comprensión del papel de la dopamina en el movimiento