Un nuevo estudio afirma que el sueño restablece las conexiones cerebrales, pero sólo durante las primeras horas