Un estudio afirma que la mitad de la población sufrirá un trastorno de salud mental a los 75 años