Un artista representa los trastornos mentales como si fuesen monstruos para facilitar su comprensión