Tres de cada cuatro trastornos mentales están provocados por problemas en el desarrollo del cerebro