Tres de cada cuatro trabajadores de la salud sufrieron un impacto psicológico grave por la pandemia