Tres de cada cuatro mujeres con problemas de salud mental han sufrido violencia en el ámbito familiar o de pareja