Sugieren que se podrían eliminar recuerdos que generen ansiedad y trastornos de estrés postraumático