Soñar puede ayudar al cerebro a olvidar información innecesaria