Según un estudio, las personas solteras son un 42 % más propensas a desarrollar demencia