El Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos (NIMH) ha otorgado una subvención del programa Small Business Innovation Research Inc. NeuroCog a una herramienta de evaluación para medir la capacidad funcional con realidad virtual para la esquizofrenia (VRFCAT). Esta herramienta tiene un programa automatizado para medir la capacidad funcional en la esquizofrenia. La herramienta presenta a los usuarios un entorno realista y envolvente que recrea actividades diarias como la elección de qué alimentos son necesarios para comer en diferentes escenarios incluyendo: la exploración de una cocina, elegir autobús para ir a un supermercado, la búsqueda y la compra de alimentos en un establecimiento y volver a casa en autobús. Los sujetos completan cada escenario a través de un guión gráfico progresivo. Tiene seis versiones para evitar que el usuario se aprenda cómo funciona.

La colocación de los pacientes en situaciones cotidianas a través de una interfaz computarizada durante la prueba de VRFCAT facilita la transferencia de datos para el almacenamiento. La subvención permitirá a los investigadores reclutar a una amplia muestra de individuos cognitivamente sanos que representarán la demografía de la población estadounidense. También financiará el desarrollo, la localización y la validación de esta herramienta en español, italiano, alemán, ruso y polaco, que se utilizarán en los ensayos clínicos internacionales.

“Estamos muy contentos con el apoyo continuo del NIMH de la VRFCAT para su uso en ensayos clínicos que tienen el potencial para beneficiar la vida de aquellos que sufren de esquizofrenia, trastornos afectivos y otros trastornos psiquiátricos devastadores y enfermedades neurodegenerativas, incluyendo la enfermedad de Alzheimer precoz,” aseguró Richard Keefe, fundador y CEO def NeuroCog Trials. La FDA ha indicado que con el fin de recibir la aprobación de nuevos fármacos en estas áreas, los pacientes deben mostrar aumentos significativos en la capacidad funcional, o el grado en que hayan cambiado su potencial para alterar el comportamiento en el mundo real. “La VRFCAT podrá evaluar y será capaz de medir estas mejoras si se producen en los medicamentos de la próxima generación”, concluye el experto.