Relacionan una dieta saludable con menos síntomas precursores del Parkinson