Ponen en marcha el primer estudio cerebral destinado a prevenir enfermedades neurológicas