No alcanzar unos niveles adecuados de vitamina B6 podría estar relacionado con la esquizofrenia