Más del 50% de los pacientes recupera su vida gracias a los tratamientos