Diversos activistas y asociaciones de salud mental se han reunido para celebrar el primer ‘Orgullo Loco’ o ‘Mad Pride’, un evento sin precedentes que persigue un doble objetivo: presentarse ante toda la sociedad y romper tabúes sociales, despertando “la conciencia de todo el colectivo con respecto al orgullo de su propia diversidad”.

Así lo explican los organizadores del evento, que se celebrará el próximo domingo 20 de mayo a las cinco de la tarde en la Plaza de España de Madrid.

El colectivo quiere romper los tabúes sociales que existen en torno a ellos, como “la imagen de peligrosidad”, con un día centrado en la divulgación a través de la diversión, por lo que han organizado una jornada con conciertos, batucadas y la actuación del Teatro de los Invisibles.

El carácter reivindicativo, junto a la intención de generar un impacto positivo, puede verse desde el mismo nombre del acto con la utilización de la palabra “loco”, una ausencia de eufemismos que, según explican los organizadores, busca “una resignificación de la locura con el fin de combatir los prejuicios y dignificar al colectivo”.

“Este 20 de mayo salimos a la calle para rebelarnos contra el silencio y la invisibilización, queremos reivindicar nuestros derechos y, sobre todo, la igualdad entre todos los seres humanos, de la que todavía estamos lejos”, cuentan en un comunicado.

Entre la igualdad que reclaman, no pueden ni quieren olvidarse de la discriminación que sufren todas las mujeres “por su simple condición” y que “las mujeres diversas son perjudicadas y marginadas más profundamente, multiplicando las barreras y dificultades que sufren para gozar de una vida completa y digna”, denuncian.

Por todo esto han hecho público un manifiesto en el que reivindican siete derechos que consideran que “el actual modelo económico, político y social basado en la competitividad, el aislamiento, la individualización y la homogeneización” les está negando.

“Respeto integral de los derechos humanos en salud mental”, como el derecho a la libertad de expresión o el derecho a ser madres y padres; que se garantice su capacidad a “decidir sobre su propia vida”; “el fin de la violencia y la tortura en psiquiatría”; la protección de “la infancia y la adolescencia”; o la “dotación presupuestaria a los derechos sociales”, son algunos de los derechos que se reclamarán el 20 de mayo.

Con esta celebración, España se suma a una reivindicación que ya es tradición en países como Canadá, donde tuvo lugar por primera vez en Toronto en 1993. Otros países también lo han celebrado ya, como Estados Unidos, Reino Unido, Sudáfrica, Francia, Brasil, Bélgica, Alemania, Ghana, Australia, Italia y Chile celebran también su Día del Orgullo Loco. En España, hasta el momento, sólo Asturias se había sumado a la iniciativa.