Los trastornos del estado de ánimo han aumentado aproximadamente un 19 % en España