Los recuerdos traumáticos se representan de forma diferente a los recuerdos tristes en el cerebro de las personas con trastorno de estrés postraumático