Los afectados por Parkinson solicitan acceder a la quetiapina, un antipsicótico que evita delirios